La indemnización a niños en accidente de tráfico

La indemnización a niños en accidente de tráfico

en la categoría General

Los niños que han sufrido daños y perjuicios en un accidente de tráfico tienen derecho a recibir indemnización. La reclamación y el pago de indemnización a menores involucrados en un accidente de tráfico se regula por el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro de Circulación de Vehículos a Motor.

Es importante tener presente que el responsable de la seguridad del niño es el padre, madre o cuidador del menor en el vehículo. De acuerdo con la normativa de tráfico, es una infracción grave no llevar a los niños correctamente asegurados en los vehículos.

El cinturón de seguridad y asientos de seguridad ubicados de acuerdo a lo establecido por edades, son dispositivos obligatorios de usar. Por tanto, si no se cumple, se castiga al responsable con una sanción económica de hasta 200 euros.

¿Quién debe realizar la reclamación de indemnización por daños a niños en accidentes?

El régimen jurídico de la minoría de edad en España establece que los niños tienen capacidad jurídica. La capacidad jurídica es la aptitud para ser titular de derechos y obligaciones.

En virtud de esta capacidad jurídica, los menores tienen derecho a recibir indemnización por daños y perjuicios sufridos en un accidente de tráfico. Sin embargo, los menores no tienen la capacidad para obrar legalmente, es decir, de ejercer las acciones legales para reclamar las compensaciones.

El artículo 162 del Código Civil dispone que los padres que ostenten la patria potestad tienen la representación legal de los hijos menores no emancipados. Por tanto, son los padres o terceros que tienen la tutela del menor los que están habilitados para actuar en las reclamaciones de indemnizaciones.  Ellos recibirán el importe correspondiente y serán los encargados de administrarlo.

La excepción a esta condición es la de los menores emancipados, a los que la ley ha otorgado personalidad jurídica. Los niños en esta situación se consideran a efectos jurídicos como mayores de edad.

Condiciones de las indemnizaciones a niños por accidentes de tráfico

Al igual que ocurre con todas las indemnizaciones por accidentes de tráfico, las que corresponden a niños también se regulan por el Baremo de Tráfico.

Algunas consideraciones importantes establecidas en el Baremo:

  • Los niños menores de catorce años o los declarados incapaces, percibirán el 100% de la cuantía de indemnización que le corresponda, incluso en los casos en los que sea culpa exclusiva de los mismos. Es decir que, si el niño viajaba sin los dispositivos de seguridad correspondientes, por ejemplo, la suma de su indemnización no se verá afectada.
  • Si el niño provocó el accidente intencionadamente, es decir con dolo, pierde el derecho a cualquier indemnización por el accidente.
  • En caso de fallecimiento del niño, los padres, hermanos y allegados percibirán la indemnización que les corresponda como perjudicados.
  • A partir de los 14 años, las indemnizaciones se rigen por el mismo marco normativo que las indemnizaciones para adultos en este tipo de situaciones.

¿Qué daños y perjuicios se reclaman como indemnización por los daños sufridos por un niño en accidente de tráfico?

La cuantía de la indemnización que corresponde a niños que han sufrido lesiones en accidentes de tráfico se calcula en base a varios factores.

Estos factores son:

Tiempo de curación

Es el tiempo en el que el niño estuvo en tratamiento, desde el día del accidente hasta el alta médica. El alta médica tiene lugar cuando el médico tratante considera que el niño ha recibido el tratamiento necesario.

El Baremo de Tráfico dispone valores para indemnización por días de perjuicio muy grave, grave, moderado y básico. Los días de perjuicio muy grave son de ingreso en unidades de cuidados intensivos o similares, los graves son de ingreso hospitalario, moderados son los que el niño está incapacitado para realizar sus tareas habituales. En caso de los niños, se puede medir según el período en que está impedido de ir al colegio, hacer deporte, jugar con amigos, ir a clases particulares, etc.

Los días de perjuicio básico son aquellos en los que puede hacer sus actividades habituales, pero con limitaciones, son días de mero tratamiento de curación.

Secuelas

A partir de la fecha de alta médica se determinan las secuelas, que son daños que se visualizan como permanentes en el corto y mediano plazo, que pueden quedarle al niño luego del tratamiento médico.

Al evaluar las secuelas en niños para calcular la indemnización, se asigna una puntuación. El valor del punto por secuelas es inversamente proporcional a la edad de los niños. Es decir, que cuanto más pequeño es el niño más alto es el valor económico del punto de secuela.

Daños psicológicos, emocionales y morales

También se consideran en la indemnización los daños psicológicos, emocionales y morales que el siniestro ha provocado en los niños. Los niños pueden sufrir daños psicológicos y emocionales significativos como resultado de un accidente. Ansiedad, angustia, sufrimiento, pérdida de calidad de vida, estrés postraumático son impactos frecuentes de los accidentes en los niños.

Gastos médicos

La indemnización incluirá también los costes asociados a la asistencia por todos los daños que el niño ha sufrido en el accidente. Gastos de tratamientos de rehabilitación, de farmacia, de traslados por concepto de atención médica, de dispositivos ortopédicos, de terapias especiales, son algunos de estos costes por los que corresponde cobrar compensación.

Cuando hay niños implicados en un accidente de tráfico, después de las medidas primarias de atención de la salud, es conveniente contar con un abogado especialista para que prepare el proceso de reclamación de indemnizaciones. El profesional aportará información a los padres o tutores de los menores acerca de sus opciones y de los pasos a seguir. Además, podrá asumir el proceso de las reclamaciones, liberando a los adultos a cargo del niño lesionado de estos trámites.

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG