Accidentes de tráfico en verano

Accidentes de tráfico en verano, lo que hay que saber

en la categoría General

El verano multiplica los riesgos de accidentes de tráfico. Las estadísticas muestran que, del total de siniestros mortales, más del 70% ocurren en verano, datos que convierten a la temporada estival en la época más peligrosa para circular.

Las prisas por llegar al lugar de descanso, la intensidad del movimiento de vehículos, el aburrimiento de los niños en el automóvil, las condiciones climáticas, el cansancio, exponen a los conductores a conductas imprudentes.

Las tasas de muertes y de lesionados graves en accidentes durante los meses de julio y agosto, se elevan aproximadamente un 20%. Los expertos de Seguridad Vial entienden que estos altos índices de siniestros solo pueden revertirse con educación y prevención.

Cada conductor debe asumir su parte de responsabilidad en lo que ocurre en la vía pública. Solo actuando con sensatez y respetando las normas de tráfico se pueden evitar siniestros y reducir su impacto en la vida humana.

Accidentes en la primera «operación salida» del verano 2023

La Dirección General de Tráfico registró 4,6 millones de viajes de largo recorrido en el primer fin de semana de comienzo de temporada. Esto supone un 5,8% más que en 2022. Como dato, fueron 11 personas las que fallecieron en carretera entre las tres de la tarde del viernes 30 de junio y la medianoche del domingo 2 de julio de 2023. 

Esta cifra muestra claramente el gran impacto que el verano tiene en la gravedad de los siniestros de tráfico.  Las autoridades realizan operativos con dispositivos especiales y aumento de controles. Sugieren a los conductores que extremen las medidas de seguridad para evitar siniestros.

Los efectos del calor impactan en el mayor índice de siniestros

Los técnicos consideran que conducir con más de 30 grados de calor equivale casi a conducir con una tasa de alcoholemia de 0,29 gr/l. El riesgo de accidentes de incrementa entre un 15% y un 25%, pues el calor disminuye la capacidad de las reacciones, y aumenta las distracciones.

¿Qué aspectos son relevantes a la hora de conducir en verano?

Conducir en verano en España puede ser una experiencia placentera y gratificante. Pero también presenta desafíos debido a las condiciones del tráfico y del ambiente.

La cantidad de vehículos en las rutas, las temperaturas extremas y las circunstancias de los viajeros, exigen una actitud especialmente cuidadosa.

Vemos algunos consejos para hacer que los viajes sean más seguros y agradables durante el verano:

1. Mantener el vehículo en buen estado

Periódicamente es necesario asegurarse de que el coche esté en buen estado de funcionamiento, especialmente si se emprenderá un viaje prolongado. En especial, hay que revisar los frenos, el líquido refrigerante, los niveles de aceite.  Es fundamental asegurarse de que los neumáticos están en buen estado y con la presión de aire es la adecuada.

2. Planificar las rutas atendiendo al tráfico durante cada tramo del día

Si es posible, hay que evitar los viajes en las horas pico en el tráfico, como pueden ser los viernes después de mediodía. Antes de salir, el conductor debe estar seguro de cuál será la ruta por la que va a transitar. Es bueno informarse previamente de si hay alternativas o desvíos por rutas secundarias para situaciones de congestión del tráfico.

3. Descansar lo suficiente

El descanso es clave para la lucidez y la velocidad de reacción que permiten reducir riesgos de accidentes. Si el viaje es largo, es conveniente detener la marcha unos 20 minutos cada dos o tres horas para estirar las piernas, tomar un café, en especial si viajan niños y mascotas.

4. Respetar atentamente las normas de tráfico

Todo conductor debe respetar siempre las normas de tráfico, pero tiene que estar muy atento cuando el tráfico es intenso y el riesgo es mayor.

Hay que recordar:

  • El uso del cinturón de seguridad de todos los pasajeros.
  • Llevar a los niños en los asientos traseros con los sistemas de sujeción dispuestos por la normativa.
  • Mantener las distancias de seguridad.
  • No exceder la velocidad permitida.
  • En especial, no utilizar el móvil mientras se conduce.
  • Toda carga debe ir en una maleta o bien sujeta.
  • No consumir alcohol ni otras sustancias estupefacientes, y tener sumo cuidado con los efectos de los medicamentos.

5. No detener el coche en túneles o autopistas

Son espacios diseñados para mantener un flujo continuo de tráfico a alta velocidad. Detenerse repentinamente, además de estar prohibido, es extremadamente peligroso para el conductor del coche detenido y para otros conductores.

6. Si el viaje es muy largo, en lo posible turnarse con otro pasajero para conducir algunos tramos

Alternar la responsabilidad de estar al volante, reduce las tensiones y permite relajarse y descansar. Por tanto, cuando es posible es conveniente que alguien tome el volante por un tiempo.

7. Conducción defensiva

El conductor tiene que estar especialmente atento a las maniobras y reacciones de los demás conductores que circulan cerca. Se evitan accidentes anticipando las maniobras de los demás conductores cercanos. La circulación no es una carrera de quién pasa primero.

8. Llevar la documentación

No hay que olvidar la documentación para circular: el carnet de conducir, información del seguro del coche, la tarjeta de la inspección técnica. También es conveniente tener un botiquín de primeros auxilios. No pueden faltar los triángulos de emergencia y chaleco reflectante.

En caso de sufrir un accidente de tráfico, contar con un abogado especializado ofrece una valiosa protección y apoyo legal en situaciones difíciles. Su experiencia y conocimiento, ayudarán a resolver problemas y a enfrentar de manera efectiva los desafíos legales que puedan surgir después del accidente.

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG