Indemnización por accidente de tráfico de los pasajeros ocupantes del vehículo

Indemnización por accidente de tráfico de los pasajeros ocupantes del vehículo

en la categoría General

Los pasajeros ocupantes de un vehículo que interviene en un accidente de tráfico tienen derecho a reclamar indemnizaciones por los daños y perjuicios que el siniestro les provocó.

El seguro de responsabilidad civil, que es obligatorio según la ley, cubre los daños y lesiones sufridos por los pasajeros del vehículo accidentado, independientemente de quién sea responsable del accidente.

Es conveniente que antes de iniciar cualquier proceso, la persona se asesore con un abogado especialista en accidentes de tráfico. El profesional organizará todo el caso y se ocupará de las negociaciones con la aseguradora para obtener los mejores resultados.

¿Quién paga la indemnización de un pasajero ocupante de vehículo accidentado?

El pago corresponde a la compañía de seguros. Pueden darse tres situaciones:

  1. El responsable del accidente es el conductor del vehículo en el que viajaba el pasajero lesionado. En este caso la aseguradora del vehículo en el que viajaba el pasajero asumirá el pago de las indemnizaciones de las víctimas.
  2. El responsable del accidente es el conductor de otro vehículo que participó en el accidente. La compañía de seguros a cargo de la cobertura de este conductor asumirá los pagos.
  3. El vehículo responsable del accidente no tiene seguro o se fuga. La reclamación se presenta ante el Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Un pasajero no conductor de un vehículo accidentado puede considerarse culpable del accidente?

Un pasajero que no está conduciendo el vehículo que sufre un accidente generalmente no se considera responsable directo de un accidente de tráfico. La responsabilidad recae principalmente en un conductor, que puede ser el del vehículo en el que el pasajero viajaba o el de otro vehículo que participó del accidente.

Sin embargo, existen excepciones. Si el pasajero intervino de alguna manera en la conducción del vehículo, y sus acciones contribuyeron directamente al accidente, podría ser considerado responsable, por lo menos en parte.

Es el caso de un acompañante que con sus interferencias directas sobre el conductor provoca que pierda el control sobre el vehículo. Se trata de casos muy complejos, que suelen manejarse en ámbitos judiciales. En situaciones normales, la culpabilidad no recaerá sobre el pasajero y hará valer su derecho a reclamar indemnizaciones por los daños y perjuicios.

Complicaciones de un pasajero de vehículo accidentado en el cobro de la indemnización

Como vemos, si bien el pasajero puede no tener incidencia en el accidente, sí puede ser responsable, aunque sea en parte, de los daños y perjuicios que el siniestro le provocó.

Algunas de estas situaciones son las siguientes:

1. Viajar en un vehículo con conductor bajo los efectos del alcohol

Si el accidente fue ocasionado por un conductor bajo los efectos del alcohol, quienes viajaban con él deberán demostrar que no conocían la situación de quien iba al volante. Esto no será fácil.

La compañía de seguros intentará evitar el pago de la indemnización al viajero argumentando que este había asumido un riesgo al subir al vehículo conducido por una persona que había bebido alcohol. La aseguradora no puede oponer contra terceros perjudicados esta causa, debe indemnizar y en su caso, si el conductor resulta condenado por conducir bajo los efectos del alcohol, la aseguradora podrá reclamar las cantidades abonadas mediante el ejercicio de la acción de repetición.

2. Viajar como pasajero sin cinturón de seguridad en un coche

Es otra situación de un pasajero que se considera conducta negligente. Si el pasajero no lleva correctamente abrochado el cinturón de seguridad se multiplica las posibilidades de sufrir lesiones de mayor gravedad. Se contribuye a agravar el daño, y por tanto, puede perder el derecho a ser indemnizado o se podría reducir la cuantía de forma relevante.

Las trabas de las aseguradoras

¿Puede la aseguradora usar estos argumentos? Sí, puede. La Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a motor, en su artículo 1, se refiere a los casos donde confluyen la negligencia del conductor y la del perjudicado.

El artículo mencionado explica que, en el caso de daños a las personas, el conductor del vehículo quedará exonerado cuando pruebe que los daños fueron debidos a la conducta o negligencia del perjudicado.  Viajar en un vehículo conducido por una persona alcoholizada o no usar el cinturón de seguridad son conductas negligentes.

Por su parte, el Baremo de Tráfico reconoce la posibilidad de que quien viaja en un vehículo que se accidenta sin conducirlo, puede tener incidencia en la producción del daño. Aunque nada expresa con respecto a si se reduce o elimina la indemnización.

¿Cómo reclamar indemnización por accidente de tráfico como pasajero?

Para organizar la reclamación de indemnización, es importante tener en cuenta las siguientes condiciones:

1. Reunir las pruebas

La documentación debe probar que los daños son consecuencia del accidente del vehículo en el que se viajaba como pasajero. Informes médicos, facturas de reposición de pertenencias dañadas, fotografías, testimonios, atestado policial, y todo documento que aclare los hechos y la situación del reclamante pueden ser valiosos a la hora de las negociaciones de la indemnización.

Es fundamental registrar los datos de los conductores y aseguradoras de todos los vehículos involucrados. Cuando se defina la responsabilidad, sea de quien sea, será a esa empresa a la que habrá que recurrir para la reclamación.

2. Estimar los daños

Se puede reclamar tres tipos de daños:

  • Daños personales: lesiones temporales y secuelas físicas, psicológicas, emocionales
  • Daños materiales: pérdida o deterioro de objetos materiales que se dañaron en el siniestro
  • Perjuicio patrimonial: pérdidas de ingresos por lucro cesante y gastos emergentes.

Aunque en apariencia pueda resultar muy sencillo reclamar una indemnización cuando la víctima es pasajero en un vehículo accidentado, en los hechos no lo es. Los trámites pueden complicarse por los requerimientos y las estrategias de las compañías de seguros.

El mismo proceso de valorar los daños para establecer las indemnizaciones requiere de conocimiento del Baremo de Tráfico y de experiencia en el uso, ya que las tablas son complejas.

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG